El título de Graduado en Educación Social forma profesionales cualificados para desarrollar programas socioeducativos dirigidos a atender las necesidades y promover el desarrollo personal y social de colectivos y grupos en situación de riesgo o desventaja social, en diferentes ámbitos de intervención: educación no formal, animación sociocultural, educación de adultos, acción socioeducativa, integración social, prevención de la exclusión y la inadaptación social, desarrollo comunitario, ámbito escolar, etc....

La calidad de esta formación reside en el desarrollo y adquisición de las competencias clave que le corresponden a esta figura profesional como:

  • Intérprete y analista de la realidad.
  • Diseñador y planificador de procesos.
  • Mediador entre personas, entorno, recursos y profesionales.
  • Técnico en aplicación de métodos y estrategias metodológicas.
  • Dinamizador de personas, grupos y comunidades.
  • Gestor de recursos y servicios.
  • Talante humano y comprometido con la transformación social.

Los objetivos que guían la formación impartida en esta titulación son:

  • Adquirir los conocimientos científicos necesarios para comprender, interpretar, analizar y explicar la educación en distintos escenarios y tiempos como acción transformadora de la realidad.
  • Adquirir destrezas, actitudes y habilidades para diseñar, gestionar y evaluar recursos, servicios y programas socioeducativos en diferentes contextos y colectivos sociales, especialmente en situación de riesgo y desventaja social.
  • Asimilar los principios deontológicos que deben guiar la práctica profesional junto con los valores de respeto a los derechos fundamentales y de igualdad de géneros y de oportunidades, la valoración de la diversidad, la promoción de la cohesión social y la accesibilidad universal de todas las personas, y la promoción de entornos relacionales democráticos y de convivencia pacífica.
  • Aprender a trabajar con personas en sus diferentes escenarios de vida y con el fin de potenciar sus oportunidades de desarrollo.
  • Comprometerse con la propia formación e incorporar hábitos de autocuidado profesional, autoperfeccionamiento y autoconocimiento.
     

Objetivos y competencias