Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Centro Universitario La Salle Universidad Autónoma de Madrid Imagen La Salle Universities Síguenos en: Facebook Twiter Youtube

​Conferencia del Instituto de Estudios sobre Religiones
y Mundo Actual, de La Salle.

La libertad religiosa,
entre el laicismo hostil
y la laicidad positiva  

 

A los cuarenta años de la Constitución de 1978, Rafael Navarro Valls, ha realizado un balance del estado de la libertad religiosa en la democracia diagnosticando una cierta tensión entre el laicismo hostil con lo religioso y una laicidad positiva que predomina en otros países europeos que todavía no acaba de llegar a España.

Para Navarro Valls, la transición democrática fue posible porque todos querían superar los antecedentes de una hostilidad contra el factor religioso, que no acabó por imponerse, y una simbiosis entre lo religioso, católico en su inmensa mayoría, y el poder político de la dictadura, que tampoco acabó por ser una solución. Sin duda que la Constitución de 1978 fue posible porque ninguno de sus protagonistas pretendió imponer ni teocracias ni ideocracias.

La Constitución de 1978 superó aquellos antecedentes con una mano tendida entre ambos extremos, explicó el catedrático emérito de la Universidad Complutense. Se dejó atrás una rivalidad contra el hecho religioso, que no era coherente con las libertades fundamentales, y también una pretensión religiosa de ocupar espacios políticos que no correspondían. Tanto el artículo 16 de la Constitución española de 1978, como la libertad religiosa de 1980, así como los acuerdos del estado español con las confesiones tanto de 1979 como de 1992, crearon un espacio favorable para la libertad religiosa, también para las minorías religiosas.

Aquel razonable escenario de la década de los 80 y 90 se vio afectado en las legislaturas de Rodríguez Zapatero con propuestas legislativas que reactivaron un mayor laicismo y que generaron, ha recordado el profesor Navarro Valls, las mayores manifestaciones de la democracia sobre temas como la familia y la educación. La jerarquía de la Iglesia Católica se vio obligada a defender algunos de sus principios y temía un efecto dominó en países latinoamericanos como pocos años después se confirmó.

Las siguientes legislaturas de Rajoy no constituyeron una vuelta atrás y, aunque hubo tímidas reacciones y algunas propuestas, la situación de avance del laicismo quedó latente y ha sido nuevamente reactivada por Sánchez, cuyo acceso a la presidencia del Gobierno fue fruto de lo que Navarro Valls ha calificado como una audaz moción de censura.

La realidad es que en España persiste una contienda de fondo entre dos visiones diferentes, una visión más laicista de la vida, y otra visión en la que el factor religioso no es el enemigo. En este contexto, el profesor Navarro Valls apuesta por una laicidad positiva, como se va imponiendo en los países europeos, una aconfesionalidad del Estado que coopera con las confesiones religiosas presentes en la sociedad. Reivindica también la legitimidad y los plenos derechos de las minorías religiosas, porque la libertad religiosa no es una cuestión cuantitativa, sino de derechos fundamentales, lo que agradecieron Enrique Caputo, presidente de la Federación de Comunidades Budistas de España, y Ana Calvo, responsable de la Enseñanza de Religión Evangélica de FEREDE, participantes en el encuentro.

Carlos Esteban Garcés, director del Instituto de Estudios sobre Religiones y Mundo Actual (IERMA), organizador el acto, recordó dos aniversarios muy significativos que no pueden pasar por alto los educadores, los cuarenta años de la Constitución española, que celebramos este 6 de diciembre, y los setenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que conmemoraremos el 10 de diciembre. Ambos cumpleaños pueden ser aprovechamos para hacer pedagogía de la dignidad humano y del patrimonio ético alcanzado en nuestras sociedades democráticas.

En el acto, el director del IERMA también hizo presente el Informe sobre la libertad religiosa 2018, de ACN España, presentado solo hace unos días y que coloreó de rojo la Sagrada Familia de Barcelona. Entre los datos más preocupantes de los 196 países analizados en el informe de 900 páginas, destacó que el 61% de los habitantes de nuestra Casa Común viven en países donde no se respeta la libertad religiosa, habiendo 21 países en los que hay persecución y otros 17 en los que hay clara discriminación, sobre todo el África central. Desde el último informe de 2016, dos países en los que la libertad religiosa retrocedió son China y la India, dos de los más poblados de nuestro planeta.

El Hermano Maximiliano Nogales, presidente de La Salle Campus Madrid, que había inaugurado el acto, lo clausuró animando a todos a seguir haciendo posible, a través de nuestra misión educativa, la construcción de una sociedad entre todos y de todos.

 

 ---

© 2015 La Salle Centro Universitario - C/La Salle, 10 28023 Madrid (España). Telf.- (+34) 91 740 19 80 - Fax.- (+34) 91 357 17 30
Aviso Legal-Política de privacidad-Política de cookies
Servicio de Información y Atención (SiA). sia@lasallecampus.es
La Salle Centro adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid UAM Centro perteneciente a la Asociación de Universidades La Salle AIUL
Solicite Información
917 401 609
sia@lasallecampus.es