Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Centro Universitario La Salle Universidad Autónoma de Madrid Imagen La Salle Universities Síguenos en: Facebook Twiter Instagram Youtube

Wings for Life World Run reunió a 120.000 corredores para buscar una cura a las lesiones de médula
 
La triatleta británica Lucy Charles y el corredor Marcos Pascual se han impuesto en las dos pruebas celebradas en España.
 
David Mzee, paralizado durante años a causa de una lesión de médula espinal, nos puso la piel de gallina cuando le vimos salir por su propio pie en Zug en la Wings for Life World Run. Y la emoción siguió creciendo hasta que, horas después, el ruso Ivan Motorin y su compatriota Nina Zarina se proclamaron vencedores globales después de recorrer 64,37 y 53,72 km respectivamente. La gesta de Mzee fue el momento álgido de la sexta edición de este evento solidario, en el que participantes de todos los niveles recaudan fondos para encontrar una cura para las lesiones de médula espinal. Corriendo de forma simultánea, más de 120.000 inscritos, muchos de ellos en silla de ruedas, completaron un total de 1.103.276 km en 323 localizaciones diferentes en 72 países.

En España, Madrid y Lanzarote celebraron quedadas de corredores por esta buena causa en la que la línea de meta te persigue. Marcos Pascual (29,70km) y la triatleta británica reciente ganadora del Ironman de Sudáfrica, Lucy Charles (32,14km) fueron los ganadores de cada una de las pruebas, que ha contado con la colaboración de las entidades La Salle Centro Universitario y el Club La Santa.


Mzee representa a la perfección lo que es la Wings for Life World Run. Los demás participantes en Zug, y los millones que lo vieron en directo en todo el mundo, contuvieron la respiración cuando se levantó de su silla de ruedas y pudo caminar. El corredor de 31 años completó 390 metros antes de ser cazado por el "Catcher Car", que la meta rodante de esta carrera solidaria global. Cada uno de sus pasos es un logro de las últimas tecnologías en investigación de dolencias de médula espinal presentadas este invierno y un reflejo del impacto que pueden tener en el ser humano.

Cuando se corrió la voz de que otro paciente del mismo proyecto de investigación, Gert-Jan Oskam, también cruzó la línea de salida andando en su Holanda natal, la ovación del resto de corredores fue bestial. El cien por cien de la recaudación de las inscripciones y las donaciones de los corredores se invierte en proyectos de la fundación Wings For Life, que financia la más prometedora investigación de las lesiones de médula espinal para encontrar una cura. La edición 2019 de la Wings for Life World Run lleva recaudados más de 3,5 millones de euros hasta ahora, y la cifra sigue subiendo.

"Fue alucinante. Había llegado a seis minutos en la clínica andando sobre superficies lisas y sin este mal tiempo. Y ahora he conseguido completar 30 minutos con 5 o 6 pausas, lo que es todo un récord para mí", aseguró Mzee, que no paró de sonreír a pesar de que las piedras de granizo caían sobre sus hombros. "Fue increíble ver cómo la gente se emocionaba e inspiraba con mi historia, sobre todo al principio, cuando la gente pasaba por mi lado y aplaudía. Fue muy emotivo."


La salida simultánea a las 11:00 horas (UTC) vio a corredores de 186 nacionalidades huir del Catcher Car que les perseguía, y las clasificaciones empezaron a caer gota a gota desde todas las localizaciones, de Australia a Colombia, de Sudáfrica a Kazajistán. Todo el mundo pudo participar en la Wings for Life World Run en localizaciones con Catcher Cars reales, o usando la app de Wings for Life World Run – en cualquiera de los cientos de App Runs organizadas o individualmente.

 
El contraste de climatologías fue impresionante, desde una nevada inesperada en Italia a los 35ºC en Bombay (India). Un nuevo ritmo del Catcher Car en 2019 tuvo como resultado un apretadísimo final entre las mujeres: la rusa Nina Zarina, que corrió en Zug batió a la polaca Dominika Stelmach (Campeona Global de 2017), que corrió en Río de Janeiro (Brasil), por solo 160 metros. Desde Turquía, el ruso Ivan Motorin fue alcanzado por el coche a los 64,37 km, proclamándose campeón global.

Entre los conductores de los Catcher Cars encontramos a estrellas del deporte como el vencedor del Rally Dakar Matthias Walkner (AUT), el saltador de esquí Adam Malysz (POL) y la leyenda de la Fórmula 1 David Coulthard (GBR), mientras que el campeón del mundo de esquí Henrik Kristofferson (NOR) "pilotó" el Catcher Car virtual, animando a los corredores a utilizar la app oficial de Wings for Life World Run. También apoyaron la carrera otros atletas de renombre como la jugadora de voley playa Eduarda "Duda" Santos Lisboa (BRA), la ganadora de varios Ironman Daniela Ryf (SUI), el cinco veces ganador del Dakar Cyril Despres (FRA) y la campeona de la copa del mundo de MTB Yana Belomoina (UKR).

La séptima edición de la Wings for Life World Run se celebrará el domingo, 3 de mayo de 2020. Encontrarás la actualidad para los inscritos, resultados globales completos de 2019 y lo mejor de la carrera, además de poder revivir la carrera a la carta y mucho más en www.wingsforlifeworldrun.com

 Elemento web de presentación de la biblioteca de imágenes

© 2015 La Salle Centro Universitario - C/La Salle, 10 28023 Madrid (España). Telf.- (+34) 91 740 19 80 - Fax.- (+34) 91 357 17 30
Sus datos Seguros-Política de protección de datos-Política de cookies
Servicio de Información y Atención (SiA). sia@lasallecampus.es
La Salle Centro adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid UAM Centro perteneciente a la Asociación de Universidades La Salle AIUL
Solicite Información
917 401 609
sia@lasallecampus.es