Este año las jornadas han centrado el objetivo en la importancia que tiene que los jóvenes, con los que se trabaja o se va a trabajar en el futuro, dispongan de toda la información necesaria en cuestiones de afectividad y sexualidad, favoreciendo de esta manera su desarrollo psicosexual. Es importante que los profesionales conozcan las particularidades de la afectividad y sexualidad de los jóvenes con discapacidad intelectual porque ellos también tienen las mismas necesidades que cualquier ser humano, son personas y como tales necesitan orientación específica y resolver sus dudas.

Todas las personas buscamos amar a otros y ser amados, de una forma o de otra, buscamos gustarnos a nosotros mismos y a los demás, en un sentido o en otro, pero sobre todo, nos interesa tener los conocimientos suficientes para tener la capacidad de evitar cualquier abuso de nuestra persona. Por todos estos motivos, estas jornadas han sido de gran valor.

Hemos contado con las ponencias de Carmen Jiménez de la Hoz sobre ”La importancia del trabajo del terapeuta ocupacional en los talleres de educación afectivo-sexual realizados con personas con discapacidad intelectual”, de María Caballero García en relación a la “Afectividad y sexualidad en jóvenes con diversidad funcional” y de Esther Valiente Peña en torno a la “Afectividad y sexualidad ¿y por qué no?“.

Finalmente, hemos podido conocer de primera mano, los resultados que han obtenido los estudiantes de terapia ocupacional en los talleres realizados con personas con discapacidad intelectual en el Colegio de Educación Especial Estudio 3- AFANIAS y en el Centro Ocupacional Primer Paso.

Estamos seguros de que año tras año seguiremos afianzando estas jornadas en las que compartir experiencias y favorecer el crecimiento personal y profesional.